El  Pensamiento Lateral

Nuestro cerebro usualmente enfrenta los problemas desde el lado racional.  Fundamentamos nuestras respuestas por lo aprendido con una base histórica y con un enfoque plenamente lógico, pero en muchos casos será importante abordar ciertas circunstancias con otra óptica.

 

El término "Pensamiento Lateral" fue acuñado por Edward De Bono, en 1967, para diferenciarlo del pensamiento lógico, al cual llamó “Pensamiento Vertical”. De Bono encuentra en el pensamiento lógico que es fundamentalmente hipotético y deductivo, una gran limitación de posibilidades cuando se trata de buscar soluciones a problemas nuevos que necesitan nuevas ideas. acertijos

 

Los dilemas del pensamiento lateral son situaciones extrañas para nuestro cerebro y requieren una explicación.  Cuando exponemos algo que debe ser resuelto, parecen muy difíciles de solucionar, pero al final, al conseguirlo, generan gran placer de logro.  Pensar lateralmente evitando lo lógico o lo obvio se podrá convertir en una excelente herramienta para enfrentar viejos y nuevos problemas con nuevas ideas. El Pensamiento Lateral actúa liberando la mente del efecto polarizador de las viejas ideas y estimulando las nuevas y lo hace mediante la astucia, la creatividad y el ingenio, procesos mentales con los que está profundamente unido. En vez de esperar que estas tres características se manifiesten de manera espontánea, De Bono plantea el uso del pensamiento lateral de manera consciente y deliberada, como una técnica. El pensamiento lateral tiene como objetivo principal la disgregación de los conceptos establecidos, para que pueda producirse su reestructuración automática.

 

 


Talleres Experienciales


 

El  Pensamiento Vertical

Guilford, en 1951, clasificó el pensamiento productivo en dos clases: convergente y divergente. El pensamiento convergente se mueve buscando una respuesta determinada o convencional y encuentra una única solución a los problemas que suelen ser conocidos. Es el pensamiento lógico, convencional, racional o vertical.

 

Mientras tanto el pensamiento divergente se mueve en varias direcciones en busca de la mejor solución para resolver problemas a los que siempre enfrenta como nuevos, sin mantener patrones de resolución establecidos, pudiéndose así dar una generosa cantidad de resoluciones adecuadas en vez de encontrar una única y correcta, como lo mencionamos anteriormente.

 

El Pensamiento Holístico

Holismo es la palabra que describe la tendencia de la naturaleza a crear conjuntos mediante el ordenamiento o agrupación de muchas unidades. En 1927 el mariscal de campo Jan Smuts, experto agrónomo y militar acuñó el término “Holismo” en su libro "Holism and Evolution".

 

El pensamiento holístico percibe las cosas en su conjunto y no analiza sus partes. Ve el bosque más que los árboles. Según Smuts, las realidades básicas naturales son conductos irreductibles que no es posible separar para analizarlos según sus componentes sin perder su cualidad "holística".

 

Este tipo de pensamiento es muy importante para el desarrollo de la creatividad pues permite a los líderes, directivos, científicos o artistas a considerar las distintas situaciones y oportunidades como un "todo".  Los líderes empresariales deben ver las situaciones como un todo, para así evaluar la incidencia de los diferentes impactos independientes o relacionados en el gran impacto se genera sobre el resto y el todo.

 

El trabajo en equipo es un concepto holístico con resultados sinérgicos. En un equipo cohesionado, el todo es mayor que la suma de sus partes. El director de orquesta tiene la responsabilidad sobre el "todo", cada uno de sus músicos ejecutan la parte de la partitura que les corresponde. El Director de Orquesta debe tener el pensamiento holístico sobre sí mismo, sobre el resto, sobre el todo.

 

La Neuróbica

Neuróbica es una nueva forma de ejercicio cerebral, este concepto dentro de la "Neurociencia", revela que nuestro cerebro mantiene capacidad extraordinaria de crecer y mudar el patrón de sus conexiones. Los autores de este descubrimiento de la Duke University de Estados Unidos, Lawrence Katz y Manning Rubin consideran que la neuróbica  o la "aeróbica de las neuronas" es la respuesta positiva de los músculos cerebrales al ejercicio regular, así como  la dieta y  las horas de sueño. Además de optimizar la agilidad intelectual, la neuróbica estimula la memoria, la capacidad de razonar, la creatividad y la coordinación motora. En las actividades de cada uno de nuestros días, cerca de 80% lo hacemos siguiendo determinadas rutinas, que ciertamente reducen el esfuerzo intelectual, pero van limitando las capacidades de nuestro cerebro, es por ello que es necesario practicar ejercicios "cerebrales", que permitan no sólo pensar en lo que estamos haciendo, sino esforzando nuestro cerebro a actividades adicionales que sean desafiantes.

 

Regresar a pág."ARTÍCULOS"

 

Regresar a PAGINA PRINCIPAL

 

Regresar a CONVENCIONES

Regresar a CRONOGRAMA